Psico-Guia

Para orientar y abordar de manera practica la psicología.

Artículos

Ventajas de la torpeza

Publicado en la revista Mente y Cerebro (Investigaci√≥n y Ciencia) del a√Īo 2014 ‚Äď N¬į 69, por Michele Sol√≠s

Las personas que cometen movimientos menos certeros adquieren destrezas motoras con mayor rapidez.

Ya se trate de aprender a escribir, de dominar el revés en el tenis o de tocar la guitarra, los errores inevitables pueden desesperar incluso a los aprendices más voluntariosos. Hasta ahora se pensaba que estos desaciertos se debían al ruido neuronal (fenómeno que afecta a los gestos de respuesta que son generados y coordinados por las neuronas) que presentan las regiones cerebrales responsables del control de los movimientos. Un fenómeno que, por otra parte, puede superarse con unas buenas dosis de práctica.

Que es el ruido neuronal

Sin embargo, tal inconsistencia no siempre representa un obst√°culo; puesto que puede resultar un ingrediente clave para el aprendizaje, seg√ļn recalca un estudio publicado en enero de 2014 en Nature Neuroscience.

Los investigadores mostraron a una serie de probandos una curva que deb√≠an copiar sin ver la figura que trazaba su mano. Al principio, todos dibujaron la curva mal, aunque algunos bastante peor que los dem√°s. Durante la fase de aprendizaje se puntu√≥ cada trazado seg√ļn su parecido con el modelo. Tras cientos de repeticiones y de forma gradual, los sujetos reprodujeron curvas cada vez m√°s acertadas. Ahora bien, quienes en un inicio se hab√≠an desviado m√°s del modelo original consiguieron curvas m√°s precisas, hab√≠an mostrado una menor irregularidad inicial.

El cerebro se adapta

Otro experimento reforzó este resultado: cuando los experimentadores provocaron cierta variabilidad en el movimiento; mediante un campo de fuerzas que hacía desviar la mano del objetivo, los sujetos aprendían el movimiento con mayor rapidez.

Unas fluctuaciones m√°s grandes podr√≠an deberse a que el cerebro explora el espectro completo de acciones posibles, de manera que estas convergen hacia movimientos precisos m√°s r√°pidamente que si lo hace a trav√©s de una b√ļsqueda restringida.

Maurice Smith, de la Universidad Harvard, propone que la creaci√≥n de un perfil del repertorio de movimientos podr√≠a facilitar la rehabilitaci√≥n de las personas que han sufrido un infarto cerebral. ¬ęA partir de la variabilidad de movimientos podr√≠amos centrarnos en el tipo de tareas que estos pacientes pueden aprender mejor¬Ľ, se√Īala. Los resultados sugieren, asimismo, que no debemos desesperarnos si al aprender una actividad cometemos errores: esa torpeza puede ser clave para mejorar con presteza.

Michele Solis.