Psico-Guia

Para orientar y abordar de manera practica la psicología.

√Ānimo

Técnica de la tortuga

Es una t√©cnica que se utiliza para el control de las emociones y los impulsos disruptivos en ni√Īos; es √ļtil en aquellos que se enfurece f√°cilmente.

La t√©cnica de la Tortuga (Schneider y Robin, 1990) es muy √ļtil en ni√Īos con TDAH que tienen asociadas conductas agresivas.

Suele aplicarse tambi√©n con ni√Īos de primaria para ofrecer herramientas que faciliten la canalizaci√≥n de la ira de manera adecuada; al surgir situaciones que provoca una respuesta agresiva, la t√©cnica ser√° un medio para  mantener el autocontrol y evitar reacciones inadecuadas (agresi√≥n, gritos, pataletas, etc.).   

El entrenamiento se desarrolla en 4 fases, que suceden a lo largo de 6 semanas; puede implementarse por psic√≥logos u otros especialistas, e incluso por los mismos maestros en el aula. En la primera fase (semanas 1 y 2) se ense√Īa al ni√Īo a responder a la palabra ‚Äútortuga‚ÄĚ cerrando los ojos, pegando los brazos al cuerpo, bajando la cabeza al mismo tiempo que la mete entre los hombros, y repleg√°ndose como una tortuga en su caparaz√≥n. En la segunda fase (semanas 3 y 4) el ni√Īo aprende a relajarse. Se logra esto, tensando todos los m√ļsculos mientras aplica la t√©cnica de la tortuga dentro de su caparaz√≥n, manteniendo la tensi√≥n por unos momentos, y luego se da la indicaci√≥n de relajar todo el cuerpo a la vez.  

En la tercera fase (semana 5) se espera que los ni√Īos aprendan a utilizar la t√©cnica de forma general (posici√≥n en el caparaz√≥n  y relajaci√≥n muscular ) en diferentes momentos. 

En la semana seis, en donde se aplica la √ļltima fase, se ense√Īan estrategias de soluci√≥n a los problemas interpersonales.  

T√©cnica 

La t√©cnica consiste en contar el cuento de la tortuga, con el cual los ni√Īos pueden identificarse; se puede hacer uso de un peluche o de un cartel que muestre las fases del control que aprende la tortuguita.

Despu√©s del cuento se hace el truco del caparaz√≥n, el cual consiste en pegar con fuerza los brazos al cuerpo y meter la cabeza  entre los hombros, sinti√©ndose muy tenso y pensar: proponiendo realizarse las siguientes preguntas, ¬ŅQu√© problema tengo?, ¬ŅC√≥mo me siento?, ¬ŅQu√© puedo hacer para no sentirme as√≠? Tras un breve momento de tensi√≥n la tortuguita asoma la cabeza, ahora estar√° muy  relajada y feliz..

La tortuguita

Como ya se  mencion√≥, es una t√©cnica muy utilizada con ni√Īos que se enfadan con facilidad. Se ha comprobado que es muy eficaz a la hora de controlar y encauzar rabietas.

Pero su utilidad no termina ah√≠, es muy positiva para el trabajo con todo tipo de ni√Īos y en las m√°s variadas situaciones.

Recursos: Cuento de la tortuguita y un peluche de una tortuga (opcional).

El cuento trata de una peque√Īa tortuga que tiene problemas en la escuela debido a su impulsividad. Un d√≠a la tortuguita se encuentra con una tortuga vieja y sabia y le cuenta su problema. La vieja tortuga le hace saber el secreto para solucionar todos los problemas de manera que es la misma tortuguita la que tiene la soluci√≥n: su propio caparaz√≥n. Le explica que cada vez que sienta rabia y se encuentre frente a un conflicto,debe meterse en su caparaz√≥n, respirar hondo y decir qu√© problema tiene y c√≥mo se siente. As√≠ la tortuguita conseguir√° estar m√°s calmada y podr√° buscar soluci√≥n a sus problemas. A los ni√Īos se les puede ense√Īar que cada vez que a ellos les pase lo que a la tortuguita, pueden cruzar los brazos en el pecho, cerrar los ojos e inclinar la cabeza para poder calmarse y buscar una soluci√≥n.

Es importante recordar que el objetivo de la t√©cnica es dar un espacio para que el ni√Īo aprenda a controlar sus impulsos y respuestas disruptivas; tambi√©n a buscar una soluci√≥n a ellos, no a reprimirlos de ninguna manera.  

El cuento de la Historia de una tortuga

En una √©poca muy remota viv√≠a una tortuga joven y elegante. Ten√≠a ____ a√Īos de edad y justo entonces acababa de empezar _____ curso.

Se llamaba Tortuguita. A Tortuguita no le gustaba ir al colegio. Prefería estar en casa con su madre y su hermanito. No quería estudiar ni aprender nada de nada; sólo le gustaba correr y jugar con sus amigos o pasarlas horas muertas viendo la televisión. Le parecía horrible tener que hacer cuentas y más cuentas; y aquellos horribles problemas de matemáticas que nunca entendía.

Odiaba con toda el alma leer y lo hacía bastante mal y era incapaz de acordarse de apuntar los deberes que le mandaban. Tampoco se acordaba nunca de llevar los libros al colegio. En clase, jamás escuchaba a la profesora y se pasaba el rato haciendo ruidos que volvían locos a todos. Cuando se aburría, y sucedía muy a menudo, interrumpía la clase chillando o diciendo tonterías que hacían reír a todos. En ocasiones, intentaba trabajar pero lo hacía rápido para terminar cuanto antes y se volvía loca de rabia cuando, al final le decían que lo había hecho mal.

En una √©poca muy remota viv√≠a una tortuga joven y elegante. Ten√≠a ____ a√Īos de edad y justo entonces acababa de empezar _____ curso. Se llamaba Tortuguita. A Tortuguita no le gustaba ir al colegio. Prefer√≠a estar en casa con su madre y su hermanito. No quer√≠a estudiar ni aprender nada de nada; s√≥lo le gustaba correr y jugar con sus amigos o pasarlas horas muertas viendo la televisi√≥n. Le parec√≠a horrible tener que hacer cuentas y m√°s cuentas; y aquellos horribles problemas de matem√°ticas que nunca entend√≠a. Odiaba con toda el alma leer y lo hac√≠a bastante mal y era incapaz de acordarse de apuntar los deberes que le mandaban.Tampoco se acordaba nunca de llevar los libros al colegio. En clase, jam√°s escuchaba a la profesora y se pasaba el rato haciendo ruidos que volv√≠an locos a todos. Cuando se aburr√≠a, y suced√≠a muy a menudo, interrump√≠a la clase chillando o diciendo tonter√≠as que hac√≠an re√≠r a todos. En ocasiones, intentaba trabajar pero lo hac√≠a r√°pido para terminar cuanto antes y se volv√≠a loca de rabia cuando, al final le dec√≠an que lo hab√≠a hecho mal.

Cuando esto suced√≠a arrugaba las hojas o las romp√≠a en mil pedazos. As√≠ transcurr√≠an los d√≠as. Cada ma√Īana, camino del colegio, se dec√≠a a s√≠ misma que iba a esforzarse todo lo posible para que no la castigasen en todo el d√≠a. Pero, al final, siempre acababa metida en alg√ļn l√≠o. Casi siempre se enfurec√≠a con alguien y se peleaba constantemente, aunque s√≥lo fuera porque cre√≠a que el que le hab√≠a empujado en la cola, lo hab√≠a hecho a prop√≥sito. Se encontraba siempre metida en dificultades y empez√≥ a estar harta del colegio. Adem√°s, una idea empez√≥ a rondar le por la cabeza; ¬ęsoy una tortuga muy mala¬Ľ, se dec√≠a.

Estuvo pensando esto mucho tiempo sinti√©ndose mal, muy mal. Un d√≠a, cuando se sent√≠a m√°s triste y desanimada que nunca, se encontr√≥ con la tortuga m√°s grande y m√°s vieja de la ciudad. Era una tortuga sabia, ten√≠a por lo menos 100 a√Īos y su tama√Īo era enorme. La tortuga sabia se acerc√≥ a Tortuguita y le pregunt√≥ qu√© le ocurr√≠a. Tortuguita tard√≥ en responder impresionada por semejante tama√Īo. Pero la vieja tortuga era tan bondadosa como grande y estaba deseosa de ayudarla. ¬ę¬°Hola!¬Ľ, dijo con voz inmensa y rugiente, ¬ęvoy a contarte un Secreto. ¬ŅNo comprendes que llevas sobre ti la soluci√≥n para los problemas que te agobian?¬Ľ

Tortuguita no sab√≠a de qu√© le estaba hablando. ¬ę¬°Tu caparaz√≥n, tu caparaz√≥n!¬Ľ, exclam√≥ la tortuga sabia, ¬ę¬°para eso tienes una coraza! Puedes esconderte en su interior siempre que te des cuenta de que lo que est√°s haciendo o diciendo te da rabia. Entonces, cuando te encuentres dentro de tu concha dispondr√°s de un momento de tranquilidad para estudiar tu problema y buscarla mejor soluci√≥n. As√≠ que, ya lo sabes, la pr√≥xima vez que te irrites, m√©tete inmediatamente en tu caparaz√≥n¬Ľ.

En una √©poca muy remota viv√≠a una tortuga joven y elegante. Ten√≠a ____ a√Īos de edad y justo entonces acababa de empezar _____ curso. Se llamaba Tortuguita. A Tortuguita no le gustaba ir al colegio. Prefer√≠a estar en casa con su madre y su hermanito. No quer√≠a estudiar ni aprender nada de nada; s√≥lo le gustaba correr y jugar con sus amigos o pasarlas horas muertas viendo la televisi√≥n. Le parec√≠a horrible tener que hacer cuentas y m√°s cuentas; y aquellos horribles problemas de matem√°ticas que nunca entend√≠a. Odiaba con toda el alma leer y lo hac√≠a bastante mal y era incapaz de acordarse de apuntar los deberes que le mandaban.Tampoco se acordaba nunca de llevar los libros al colegio. En clase, jam√°s escuchaba a la profesora y se pasaba el rato haciendo ruidos que volv√≠an locos a todos. Cuando se aburr√≠a, y suced√≠a muy a menudo, interrump√≠a la clase chillando o diciendo tonter√≠as que hac√≠an re√≠r a todos. En ocasiones, intentaba trabajar pero lo hac√≠a r√°pido para terminar cuanto antes y se volv√≠a loca de rabia cuando, al final le dec√≠an que lo hab√≠a hecho mal.

A Tortuguita le gustó la idea y estaba impaciente por probar su nuevo secreto en el colegio. Llegó el día siguiente y, de nuevo, Tortuguita cometió un nuevo error que estropeó su hoja de papel blanco y reluciente, empezó a experimentar otra vez sentimientos de furia y rabia, y cuando estaba a punto de perder la paciencia y arrugar la hoja, se acordó de lo que le había dicho la vieja tortuga. Rápida como el rayo, encogió sus brazos, piernas y cabeza, apretándolas contra su cuerpo, deslizándose hacia el interior de su caparazón. Permaneció así hasta que tuvo tiempo de pensar que era lo mejor que podía hacer para resolver su problema con la hoja.

Fue estupendo para ella encontrarse allí tan tranquila y confortable dentro de su concha donde nadie podía molestarla.Cuando por fin salió de su concha, se quedó sorprendida al ver que su maestra le miraba sonriente. Tortuguita explicó que se había puesto furiosa porque había cometido un error. La maestra le dijo que estaba orgullosa de ella porque había sabido controlarse. Luego, entre las dos, resolvieron el fallo de la hoja.

Parec√≠a incre√≠ble que con una goma y borrando con cuidado, la hoja pudiera volver a quedar limpia.Tortuguita continu√≥ aplicando su secreto m√°gico cada vez que ten√≠a problemas, incluso en el recreo. Pronto, todos los ni√Īos que hab√≠an dejado de jugar con ella por su mal car√°cter, descubrieron que ya no se enfurru√Īaba cuando perd√≠a en un juego ni pegaba a todo el mundo por cualquier motivo.

Al final del curso, Tortuguita aprobó todo y jamás le faltaron amigos.

Algunas preguntas que se pueden usar durante la narración son:

¬ŅTe sucede/les sucede lo mismo que a la tortuguita?

¬ŅC√≥mo te sientes/sienten?

¬Ņ Cual acci√≥n haces en ese caso?

¬ŅQu√© har√≠as en el lugar de la tortuguita?

¬ŅQu√© te parece/parecen lo que finalmente ha hecho la protagonista del cuento?

¬ŅCre√©s que de ahora en adelante le ir√° bien en la escuela/hogar?

¬ŅEl truco del caparaz√≥n s√≥lo lo puede usar cuando est√° en la escuela/hogar?

¬ŅQu√© otras soluciones le podr√≠amos proponer a la tortuguita?

En una √©poca muy remota viv√≠a una tortuga joven y elegante. Ten√≠a ____ a√Īos de edad y justo entonces acababa de empezar _____ curso. Se llamaba Tortuguita. A Tortuguita no le gustaba ir al colegio. Prefer√≠a estar en casa con su madre y su hermanito. No quer√≠a estudiar ni aprender nada de nada; s√≥lo le gustaba correr y jugar con sus amigos o pasarlas horas muertas viendo la televisi√≥n. Le parec√≠a horrible tener que hacer cuentas y m√°s cuentas; y aquellos horribles problemas de matem√°ticas que nunca entend√≠a. Odiaba con toda el alma leer y lo hac√≠a bastante mal y era incapaz de acordarse de apuntar los deberes que le mandaban.Tampoco se acordaba nunca de llevar los libros al colegio. En clase, jam√°s escuchaba a la profesora y se pasaba el rato haciendo ruidos que volv√≠an locos a todos. Cuando se aburr√≠a, y suced√≠a muy a menudo, interrump√≠a la clase chillando o diciendo tonter√≠as que hac√≠an re√≠r a todos. En ocasiones, intentaba trabajar pero lo hac√≠a r√°pido para terminar cuanto antes y se volv√≠a loca de rabia cuando, al final le dec√≠an que lo hab√≠a hecho mal.

Aprender a relajarse 

La importancia de la aplicación de técnicas de relajación, en conjunto con otras herramientas permiten ser un medio para un fin, ya que la importancia de estas recae en dotar de habilidades a los individuos para hacer frente a las tensiones del ambiente.

Dependiendo de la edad del ni√Īo se pueden adaptar diferentes t√©cnicas de relajaci√≥n. Las t√©cnicas de Koeppen permiten que el ni√Īo aprenda a relajar diferentes grupos musculares, facilitando su comprensi√≥n. 

Se puede iniciar reconociendo la diferencia entre tensar y relajar los m√ļsculos, algunos juegos o din√°micas pueden ser muy √ļtiles para ello, el ni√Īo aprender√° que cuando est√° molesto, nervioso o con miedo, algunos de sus m√ļsculos se tensan, al reconocer esas sensaciones, puede poner en pr√°ctica las t√©cnicas de relajaci√≥n, y tratar de tomar √©l mismo el control de la situaci√≥n.

En una √©poca muy remota viv√≠a una tortuga joven y elegante. Ten√≠a ____ a√Īos de edad y justo entonces acababa de empezar _____ curso. Se llamaba Tortuguita. A Tortuguita no le gustaba ir al colegio. Prefer√≠a estar en casa con su madre y su hermanito. No quer√≠a estudiar ni aprender nada de nada; s√≥lo le gustaba correr y jugar con sus amigos o pasarlas horas muertas viendo la televisi√≥n. Le parec√≠a horrible tener que hacer cuentas y m√°s cuentas; y aquellos horribles problemas de matem√°ticas que nunca entend√≠a. Odiaba con toda el alma leer y lo hac√≠a bastante mal y era incapaz de acordarse de apuntar los deberes que le mandaban.Tampoco se acordaba nunca de llevar los libros al colegio. En clase, jam√°s escuchaba a la profesora y se pasaba el rato haciendo ruidos que volv√≠an locos a todos. Cuando se aburr√≠a, y suced√≠a muy a menudo, interrump√≠a la clase chillando o diciendo tonter√≠as que hac√≠an re√≠r a todos. En ocasiones, intentaba trabajar pero lo hac√≠a r√°pido para terminar cuanto antes y se volv√≠a loca de rabia cuando, al final le dec√≠an que lo hab√≠a hecho mal.

Solución a los problemas

Entendida y aplicada la técnica y su correcta reproducción ante situaciones que generan respuestas disruptivas, se procede a las pautas para lograr las soluciones más adecuadas para aquello que suscitó la reacción.

Para lograr la solución a los problemas de manera adecuada se proponen 5 pasos los cuales consisten en:

  1. Definición muy clara de la situación problemática.
  2. Pensar cosas para hacer frente a la situación problemática.
  3. Evaluar las consecuencias de cada una de ellas y seleccionar la mejor.
  4. Poner en pr√°ctica la soluci√≥n elegida. 
  5. Verificar los resultados.  

Una de las maneras en las cuales se propone que se inicie la t√©cnica de soluci√≥n de problemas, es por medio de un cuento/ relato que proponga un dilema cotidiano y comprensible para los ni√Īos; algo con lo que puedan identificarse.

Manuel me ha dicho tonto, y he sentido las ganas de pegarle, hice la tortuga, me meti en mi caparazon y luego me relaje, no le he pegado a Manuel, pero como puedo solucionar mi problema.

Luego de plantear la situaci√≥n se procede a los pasos 2 y 3, se les alienta  a buscar soluciones luego de realizada la t√©cnica, cada opci√≥n propuesta para manejar el dilema, debe de pasar por la evaluaci√≥n de consecuencias tanto negativas como positivas, si el ni√Īo no puede encontrar una respuesta al dilema, habr√° que suministrarle una, pero como √ļltima instancia.

Se enfatiza lo aprendido a trav√©s de los pasos 4 y 5, al poner en pr√°ctica la soluci√≥n elegida, se  identifica y refuerza el peso de la decisi√≥n, y despu√©s se observa si los resultados de la elecci√≥n fueron funcionales.

Refuerzo para su mantenimiento 

Para lograr que la t√©cnica se mantenga en el tiempo, es ideal el refuerzo positivo, esto requiere que tanto los padres como los administradores de la t√©cnica, otorguen alabanzas por su buen uso, tambi√©n con √°nimos y muestras de cari√Īo apropiadas ( abrazos, halagos, etc.).

Tambi√©n haciendo un registro semanal de las veces que la uso, y las opciones tomadas para la correcta soluci√≥n de los problemas en los cuales se hizo necesaria la aplicaci√≥n de la t√©cnica. 

Practicar de vez en cuando la tortuga, pedir su replicaci√≥n en algunos momentos para verificar su adecuado uso.  Enfatizar siempre la importancia en la b√ļsqueda de soluciones a los conflictos.

Conclusi√≥n 

La t√©cnica de la tortuga es una muy buena herramienta para fomentar el autocontrol de los impulsos y de las conductas disruptivas en los ni√Īos, debido a la facilidad con la que puede ser aplicada por un amplio abanico de profesionales, que generalmente trabajan con ellos, es una de las t√©cnicas m√°s populares y accesibles en relaci√≥n a su objetivo, permitiendo que haya diferentes variantes que bien pueden ser m√°s √≥ptimas para ciertos prop√≥sitos espec√≠ficos.


Referencias 

Aguierre, L (2018, 20 de noviembre). Qué es la Técnica de la Tortuga y cómo aplicarla correctamente. https://www.psicoayudainfantil.com/tecnica-de-la-tortuga/

Casas, A. y Ferrer, M. (2010) Tratamientos Psicosociales Eficaces para el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Universidad de Valencia.https://www.orientacionandujar.es/wp-content/uploads/2017/03/TE%CC%81CNICAS-RELAJACIO%CC%81N-PARA-NIN%CC%83OS-.pdf

Osorio, L. (s.f.).  TDAH: Relajaci√≥n muscular de Koeppen para el control de la ansiedad en ni√Īos.https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/tdah-relajacion-muscular-de-koeppen-para-el-control-de-la-ansiedad-en-ninos-.html

Schneider, M. (s.f.). ‚ÄúLa t√©cnica de la ‚Äútortuga‚ÄĚ: un m√©todo para el autocontrol de la conducta impulsiva‚ÄĚ.  http://www.aprendiendocon-tdah.com/materiales/la_tecnica_de_la_tortuga.pdf